martes, 25 de junio de 2013

El tren a Pehuajo no funciona hasta el 28 de Junio

El servicio de trenes de pasajeros está suspendido hasta el 28 de junio, según informó el diario local Noticias, debido a “los serios inconvenientes que sufre el transporte férreo en el interior de la provincia de Buenos Aires”. El problema se acentuó desde la jornada de ayer, por falta de maquinistas. En diálogo con Noticias, el trabajador ferroviario, Ismael Correa, señaló que el motivo por el que no habría trenes que transporten pasajeros, indicando que es por “falta de maquinistas”. Un hecho que parece insólito pero que demarca lo que sucede. A continuación, el operario local dio detalles del porqué de la falta de maquinistas al exponer “no se les han realizado los exámenes psico – físicos a los maquinistas, por parte de la empresa”. Correa opinó que este hecho le parece “increíble”. “El problema nuestro es que al no estar los exámenes correspondientes realizados, los maquinistas no realizan sus trabajos, porque en caso de sufrir algún accidente laboral, no tienen la cobertura indicada”, dejó en claro el operario. Al haber pocos maquinistas, los que realizan los trabajos en los trenes de larga distancia están abocados a los recorridos de Bragado a Once, informó el pehuajense. Después Correa indicó que con seis conductores el problema estaría solucionado. A continuación, dejó en claro que “los maquinistas están, pero la firma no les realiza los exámenes”. La empresa Ferrobaires, a través de la Unidad Ejecutora del programa Ferroviario Provincial, “está suspendiendo los servicios por distintas cuestiones”, comentó el trabajador local. Con antelación a que se suceda el problema de la cancelación de los trenes de pasajeros, Correa, manifestó que estaban “funcionando bien”. Llegaban a horario, y los servicios se prestaban como correspondía. Desde hace un mes se comenzó a complicar, y ahora los inconvenientes se han profundizado. Sin embargo, Ferro Expreso, la firma privada que opera trenes de carga, de acuerdo a lo comentado por Correa, no han dejado de funcionar, y prestan el servicio normalmente. El problema, la crisis por la que atraviesa el transporte ferroviario, desde hace años en el país, afecta directamente a los usuarios. Más allá de los servicios, o las condiciones en que debe viajar la gente, la diferencia de valores entre un pasaje en tren, y otro en micro, es de más de 100 pesos. Por ejemplo el abono más caro en tren de Pehuajó a Once es en  de $115, después primera $95 y Pullman $75. En cambio, viajar en ómnibus implica un costo mucho mayor. El pasaje más económico a Retiro desde la ciudad, es de $191, hasta $240 de acuerdo a los servicios, o las intermedias que realiza. Esto significa que entre el pasaje más caro para viajar en micro, y el más económico en tren, hay $165 de diferencia. (24baires)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada